Lisbeth Angélica Miranda Almarás


Lisbeth Angélica Miranda Almarás

Lista

Equipo Íñigo Errejón – Recuperar la Ilusión

Biografía

Mi nombre es Lisbeth Angélica Miranda Almarás, con doble nacionalidad española y peruana, soy Ingeniero Técnico Agrícola y tengo un Máster en Agroecología. En Perú trabajé con organizaciones sociales, especialmente en agricultura, incidencia ciudadana y política.

Vivo desde hace diez años en Aledo, un pequeño pueblo de Murcia, allí he participado en diversos colectivos; conozco la realidad del entorno rural y las dinámicas sociales de la región. Estoy segura que desde espacios pequeños, con gente movilizada y comprometida podemos generar cambios que repercutan a nivel global.

Lo que me motivó a militar en Podemos fue la movilización del 15M, ese movimiento fue una invitación para que entre todos y todas concretáramos un proyecto realmente nuestro. Eso es Podemos, es la gente de la calle que cotidianamente trabaja por hacer de nuestro país una sociedad más democrática, justa, solidaria e igualitaria.

Mi entrada en podemos tiene sus inicios en el Círculo de Alhama de Murcia donde sigo trabajando y aprendiendo junto a mis compañeros, luego me integré en el de Feminismos de la región y entre todas vamos haciendo del partido un espacio más igualitario y cooperativo. También colaboro en la Secretaría de Mundo Rural y Marino, donde la problemática del agua es la prioridad, y donde la soberanía alimentaria y la gestión sostenible del territorio son aspectos fundamentales para garantizar un mundo rural con personas que vivan dignamente.


Motivación

Desde el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos aportaría mi perspectiva de género, mi experiencia organizativa en política ciudadana, mi capacidad para trabajar en equipo y mi formación en agricultura.

Quiero trabajar por un Podemos transversal y feminista, que movilice, que ilusione y que se comprometa a seguir caminando en colectivo. Creo firmemente que los cambios generados desde la gente son fundamentales para transformar nuestra sociedad, los círculos son esos espacios experimentales donde ponemos todas nuestras motivaciones y hacemos pleno ejercicio de nuestra ciudadanía. Como partido tenemos que recoger cada una de esas expectativas y concretarlas en políticas que beneficien a todos y todas.

Soy consciente de nuestra diversidad y la pongo en valor, y creo que a través del diálogo podemos seguir tejiendo redes sólidas, que nos impulsen a hacer el trayecto juntos, nos necesitamos para hacer realidad esa transformación social que desde la calle venimos soñando. Urge hacer una revolución profunda y el feminismo es ese puente que nos conduce hacia una igualdad real, nuestras vindicaciones son justas porque queremos que los Derechos Humanos sean universales.

De ser elegida desarrollaré mi labor de forma transparente, democrática e igualitaria.