David Perejil Bricio


David Perejil Bricio

Lista

Equipo Íñigo Errejón – Recuperar la Ilusión

Biografía

Soy activista de derechos humanos y persona preocupada por los problemas de mi país y de muchos otros.

Hasta ingresar en Podemos, en los últimos años he estado involucrado en campañas, especialmente, con Palestina y otros países del mundo árabo-musulmán. Durante el 15M formé parte de Democracia Real Ya! Hace años, participé en el movimiento antiglobalización con la RCADE (Red Ciudadana por la Abolición de la Deuda Externa) y he colaborado con ONGs como Acción en Red Madrid en sus actividades contra la exclusión de personas sin hogar. También he colaborado en organizaciones por los derechos de las personas inmigrantes y feministas. Todo partió de mi barrio, Orcasitas, donde no sólo aprendimos a ser en colectivo y ciudananía activa en una radio libre, Radio Elo, sino que las peleas vecinales de la generación de mis padres y madres nos ha inspirado a todos los que de allí salimos.

Soy editor y co-autor de “¿Qué queda de las revueltas árabes? Activistas, cambios y claves” (Libros de la Catarata, 2015) . Periodista de formación y vocación, he trabajado en medios económicos y como freelances internacional. Además soy, Especialista Universitario en Perfil Histórico en Conflictos de Oriente Medio y Master en Exclusión Social, Integración y Ciudadanía 2007–2009

Soy viajero y mochilero vocacional y siempre quiero estar pegado a uno o varios libros.


Motivación

Hazte granito de arena. Ese era el mensaje de la camiseta de una manifestante en Palestina que nos enseñó como viven otras personas que siempre han estado en crisis. En el mundo en que vivíamos antes de 2008 ya era necesario decir “No” muchas veces, como hizo Pereira en la Lisboa de Salazar. En ese mundo había que saber que educación y sanidad pública era lo que permitía que hijos de obreros, como yo y tanta gente de los barrios del sur de Madrid, pudieran optar a una vida digna.

A partir de 2011, fue necesario decir “Sí” por la urgencia de uno mismo, de sus gentes cercanas y de todo un pueblo que señaló a los verdaderos culpables de las crisis y abrió el camino del cambio. En 2017, con países destrozados en nuestras cercanías y una Europa-candado para las aspiraciones de justicia de las mayorías, el “Sí” debe ser multitud aquí y en todo un mundo en que demasiados poderes son globales desde hace años.

Podemos me ha cambiado. Ha sido el primer partido en que me he involucrado de manera activa. En Podemos he aprendido a ver a nuestro país en toda su complejidad, a trabajar con y para sus gentes para poder ensanchar, todo lo posible, el cambio. He sentido también la responsabilidad que nos transmiten desde otros países. Nos miran no sólo con ilusión, sino con el mandato de que hagamos posible lo que años parecía imposible y ahora es una necesidad frente a la espiral reaccionaria que inunda el mundo. Me presento. Quiero ser granito de arena otra vez.